En las SmartCities el desafío es modernizar la gestión de las ciudades - Blog de Asimov Consultores

Ago 25
En las SmartCities el desafío es modernizar la gestión de las ciudades

Publicado por asimov

El concepto Smart Cities no significa lo mismo para todas las urbes. Mientras para algunas ciudades puede ser solucionar el problema de la congestión, usando sensores y análisis de datos, para otras es tener más plazas o generar su propia energía. En lo que sí podemos estar de acuerdo es que una ciudad inteligente es, ante todo, una ciudad que mejora la calidad de vida de sus habitantes y que por medio de las aplicaciones de la tecnología y la información transforma la localidad en el eficiente uso de sus recursos, ahorro de energía, mejora de servicios entregados y promoción de un desarrollo sustentable.

Algunos ejemplos de aplicaciones son el controlar el flujo vehicular, crear sistemas de navegación urbana, controlar la flota de los buses, entrega información sobre el consumo energético, de los movimientos de basura, el tiempo meteorológico, todos elementos que pueden ayudar a crear una ciudad más eficiente, menos congestionada y sustentable. Una Smart City ofrece a sus habitantes información en línea que le permita tomar mejores decisiones.

Por ejemplo, la Comisión Nacional de Energía (CNE) ha desarrollado la aplicación móvil Calefacción en Línea, que permite conocer los precios y las ubicaciones de todas las expendedoras de Parafina, Gas Licuado y Leña por regiones y comunas de todo Chile. Esta aplicación, disponible para Android y IOS, se enmarca en la agenda de Energía 2014, que busca mejorar el acceso y calidad en la información energética disponible, buscando así reducir asimetrías en información, aumentar la transparencia y fomentar la participación ciudadana. Además, entrega importantes consejos para el uso eficiente de estos combustibles para reducir las emisiones contaminantes.

Desafíos pendientes

Jeese Berst, Presidente del Smart City Council, en su exposición en el SmartCity Santiago 2016, señaló que “los mayores impedimentos de las ciudades en latinoamérica son la división social dentro de la ciudad, la dispersa y baja densidad de sus urbanizaciones, las características poco “funcionales” en como se desplazan los habitantes y la falta de una política de prevención de riesgos debido al cambio climático, lo que se asocia a grandes costos por cubrir emergencias de desastres Naturales”.

“Estas Barreras Económicas y adminstrativas, sumado a que la mayoría de los servicios son administrados por privados, no permiten avanzar en necesidades especificas de un comunidad en particular”, sentenció.

El momento social y económico por el que Chile está pasando es una oportunidad para iniciar un cambio a través de la participación social y la innovación para dar mejores condiciones de vida de los habitantes de nuestras ciudades, al hacerlas más amables y sustentables.

En Chile, crear una política desarrollo urbano en el sentido “Smart Cities” dependerá principalmente del surgimiento de emprendores con iniciativas, la apertura de mayores datos, comprender el sentido colaborativo del bien común y la capacidad de lograr acuerdos que incluyan a todos actores de la comunidad.  En palabras simples, el desafío es modernizar la gestión de las ciudades fomentando una mayor participación y comunicación entre las instituciones y los ciudadanos.

Alonso de Cordova 5870, Oficina 606, Las Condes, Santiago, Chile | contacto@asimov.cl